Durante 18 días, doce niños y su entrenador estuvieron atrapados en una cueva en Tailandia

0
23

Desde el 23 de junio de 2018, doce niños – entre 11 y 17 años que forman parte (excepto un niño) del equipo de fútbol ‘Jabalíes Salvajes’ de una escuela de Tailandia, además de su entrenador (25 años), estuvieron atrapados en la cueva Tham Luang Nang, ubicada al norte de Tailandia. Finalmente, el martes 10 de julio todos fueron rescatados, luego de tres misiones de rescate.

En una carrera contra el agua y el tiempo, fueron rescatados los niños y jóvenes que habían quedado atrapados en la cueva de Tham Luang Nang Non de la provincia de Chiang Rai, al norte de Tailandia, luego de que el pasado 23 de junio salieran a explorar esta atracción turística que se extiende por más de seis kilómetros bajo tierra y que solo es accesible cuando no es temporada de lluvias.

Sin embargo, cuando recorrían la gruta, el nivel del agua subió por culpa de la lluvia y solo el pasado 02 de julio (diez días después), se supo de la suerte de los jóvenes, quienes fueron encontrados por buzos británicos con signos de deshidratación, exhaustos y hambrientos, pero vivos y fuera de peligro.

Al principio se dijo que la salida de los jóvenes duraría entre dos o cuatro meses por la dificultad de entrar y salir de la cueva, debido a que las lluvias habían inundado parte de esta y obstaculizado algunos tramos, dejándoles atrapados. Además, la dificultad de salida fue evidente aún más cuando un antiguo miembro de los grupos de élite de la marina que ayudaba en el rescate quedó sin aire durante una inmersión y murió.

En el rescate, participaron cinco submarinistas tailandeses y trece extranjeros, quienes iniciaron el operativo de rescate el pasado domingo 08 de julio, aprovechando que el nivel del agua en la cueva había bajado un poco. No obstante, debido a la complejidad del rescate de cada niño, la operación tuvo que realizarse en tres días para que los buzos pudiesen descansar.

Cabe mencionar que solamente se podían sacar a cuatro niños por día, y este martes 10 de julio se logró con éxito la liberación de los últimos cinco jóvenes. Las autoridades aseguraron que la última misión sería la más complicada pero también la más fluida en su ejecución, gracias a la experiencia de las dos anteriores, y así fue, tardándose dos horas menos para sacarles. Allí participaron los mismos 18 buzos de las dos primeras misiones y otro buzo adicional.

Cada uno de los niños iba acompañado de dos buzos y llevaba una máscara de oxígeno que cubría la totalidad de su cara. Los rescatistas se guiaron por una cuerda, a través de casi 4 kilómetros de oscuros canales, algunas veces sumergidos.

Los 12 estudiantes y el entrenador de fútbol fueron llevados de inmediato, en ambulancias a un hospital que queda a unos 35 minutos de la zona y se encuentran en cuarentena por el riesgo de alguna infección al tener las defensas bajas. De igual forma, no han podido tener contacto directo con sus familiares, quienes han tenido que verles a través de un cristal para evitar contagiarles de alguna enfermedad. Según las autoridades estarán aproximadamente una semana más en el hospital para someterse a más pruebas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here